El difícil camino para que las canciones de The Beatles sonaran en Yesterday.

El difícil camino para que las canciones de The Beatles sonaran en Yesterday.

Esta publicación ha sido vista 105 veces!

Himesh Patel y Lily James son los protagonistas de Yesterday, la nueva película de Danny Boyle. Una cinta en la que el protagonista, Jack, consigue ser el cantante más importante de todos los tiempos gracias a un apagón. Un apagón que hizo que parte de la cultura popular desapareciera y entre ella las canciones de The Beatles. Canciones que solo recuerda Jack.

Así que con ese don que supone recordar – más bien que mal, la verdad – todas las canciones de los de Liverpool y un empujoncito de Ed Sheeran en persona – quien tiene un papel más que relevante en la película – Jack iniciará el camino para ser el artista más importante del mundo entero.

Pero el camino para que Danny Boyle y Richard Curtis – guionista de la cinta – consiguieran incluir todas las melodias de The Beatles en la película no fue tan sencillo. De todos los integrantes de la banda solo Paul McCartney y Ringo Starr están vivos – y siguen en activo – mientras que John Lennon y George Harrison hace años que fallecieron. Es más, para los supervivientes – dos de las fortunas más abultadas de Reino Unido – una película con sus canciones les podría no haber interesado, a fin de cuentas ni siquiera poseen los derechos de las tonadas.

¡Pero no! Para el director y el guionista el hecho de que McCartney y Starr dieran su visto bueno era muy importante. Tenían que ceder los derechos de una parte muy importante de unas canciones que han rondado por el mundo entero debido a huecos en los contratos que los de Liverpool firmaron en sus años mozos.

El catálogo de las canciones de The Beatles ha llegado a estar en manos de Michael Jackson durante años, siendo uno de los activos más valiosos de la enorme fortuna del Rey del Pop. Hasta que Paul McCartney, harto de no poder disponer de sus propias producciones, dio un golpe en la mesa.

Allá por 1981 Michael Jackson y Paul McCartney grabaron juntos unas canciones (Say, say, say y The girl is mine) y allá se rompió su amistad cuando Michael Jackson se hizo con derechos de The Beatles por 47 millones de dólares, cifra que por aquel entonces el Beatle no podía permitirse, siguiendo un consejo del propio McCartney que le advirtió de que el dinero estaba en los derechos de las canciones de grupos populares.

Michael Jackson y Paul McCartney juntos grabaron canciones como Say, say, say y The girl is mine.

Y de todos es sabido que Michael Jackson sufrió enormes problemas financieros en la década de los noventa por lo que vendió los derechos por 95 millones a Sony, su discográfica de entonces.

No sería hasta el pasado año cuando Paul McCartney interpuso una demanda para recuperar los derechos que sigue su curso. Según una ley de propiedad intelectual de Estados Unidos, las grabaciones anteriores a 1978 tienen que cumplir 56 años para poder ser reclamados por alguien que no sea su dueño entonces. Es el caso de Love me do.

Así que el estado de los 260 derechos de autor – cada una de las composiciones – sigue siendo un dolor de cabeza para los integrantes de The Beatles supervivientes, pero la discográfica dueña de ellos sí ha dado el visto bueno para que se utilicen en la película.

Y así es como The Beatles se pudieron involucrar en la película que ahora nos ocupa. No son dueños de lo que les corresponde, pero ¡ estaban encantados con el proyecto de Danny Boyle!

Esos son los primeros baches que Richard Curtis tuvo que sortear para llevar a cabo un guion consecuente y verosimil en lo que a fin de cuentas es un musical. Por tanto, las canciones tienen que cumplir la función de ir contando la historia. Y, bueno, haber incluido todas las de The Beatles suponía un coste que ningún estudio podía asumir.

Es por eso que en Yesterday se pueden escuchar Yesterday (obviamente), In my life, Back in the USSR, The Long and Winding Road, Penny Lane, Eleanor Rigby, Strawberry Fields Forever,Here comes the sun, While my guitar gently weeps, Hey Jude, Help!y All you need is love.

Cada una de ellas se utiliza en momentos puntuales durante la película en la que se cuenta la subida a la cima del estrellato del protagonista de la cinta, sí, pero también sus idas y venidas en el amor o sus momentos de soledad.

Si quieres saber más sobre la utilización de las canciones de The Beatles, el cómo y el porqué, en Yesterday no te pierdas la película en Chile, a partir del próximo 12 de Septiembre según Filmaffinity.com. También puedes estar atento en Cinehoyts.cl.

Fuente: Los40.com

Compartir:

Deja un comentario