Ringo, el beatle más infravalorado.

Esta publicación ha sido vista 104 veces!

El exbaterista de los Beatles, Ringo Starr, fue durante años el miembro más infravalorado del cuarteto británico. Pero al cumplir hoy 75 años de vida su estatus como icono de la música y su categoría como artista están ya fuera de duda.

El exbaterista de los Fab Four cumple 75 años y derriba todos los mitos.
El exbaterista de los Fab Four cumple 75 años y derriba todos los mitos.

Ringo anunció que los celebrará en compañía de su mujer, Barbara Bach, amigos y familiares en el legendario edificio Capitol Records de Los Ángeles, un lugar muy ligado a la historia de los Beatles en Estados Unidos. También brindará un concierto en vivo que se podrá ver en todo el mundo a través de la aplicación Periscope, para mostrar que 75 años no es nada.

Richard Starkey, verdadero nombre del artista, se unió a los Beatles en 1962 como sustituto de Pete Best en la batería de la banda creada dos años antes por John Lennon, Paul McCartney y George Harrison. Fundada como un simple hobby, ninguno de los cuatro músicos siquiera imaginaba que, años después, se convertiría en una de las bandas más influyentes de todos los tiempos.

Nacido el 7 de julio de 1940 en las afueras de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, Ringo siempre estuvo a la sombra de Lennon y McCartney y, en menor medida, de Harrison. En su contra jugaron, por un lado, el excesivo talento y abrumador carisma de sus compañeros, casi únicos en la historia. Y, por otro lado, le afectó su cierta timidez artística (se negó a hacer solos y compuso escasas canciones para los Beatles), más el rol naturalmente relegado al fondo que tiene la batería.

Aunque antes de fichar por los Beatles Ringo ya era un músico conocido y admirado en Liverpool por sus trabajos con la banda Rory Storm and the Hurricanes, nunca brilló como sus otros compañeros.

Talento no reconocido:

Más allá de los comentarios externos, ellos siempre supieron reconocer la importancia en los aportes de Ringo para la creación del sonido “beatle”, según escribe en la revista británica The Spectator James Woodall, autor del libro The Story of The Beatles’ Last Song. “Creo que fue un genio. El mundo parece que está empezando ahora a aceptar esa idea”, afirma Woodall. Una muestra de ello es que hace dos meses, Ringo por fin entró en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Fue el último beatle en hacerlo.

Si bien Ringo ingresó en el Salón de la Fama como parte de los Beatles en 1989, recién en mayo pasado ingresó en solitario, gracias a una intensa carrera solista que ha desarrollado en los últimos años como compositor y cantante.

En 2011, los lectores de la prestigiosa revista de música Rolling Stone consideraron que, además, Ringo ocupa el quinto puesto en la lista de los mejores baterías de la historia, a pesar de las carencias técnicas que él mismo reconocía tener y que tantas críticas le valieron al inicio de su carrera.

Woodwall escribe en su libro que el músico intentó generar cierta mística alrededor de su imagen, una estrategia que tampoco le ayudó para mejorar su carisma y presencia sobre el escenario. “No llegó a enamorar del todo ni con su presencia ni con su voz nasal y melancólica”, sostiene el escritor.

Ringo solo compuso en solitario dos canciones para los Beatles, Don’t Pass Me By y Octopus’s Garden. Además, colaboró en la creación de What Goes On y en el tema instrumental Flying.

“No era espectacular. Fijaba el ritmo de fondo de los Beatles y mantenía el tempo, compensando su admitida falta de técnica con sus característicos ‘rellenos’, golpecitos rápidos y fogonazos dados sobre los tambores entre las letras y las frases musicales”, explica Woodwall en su libro.

Tras el asesinato de Lennon en 1980 y la muerte de cáncer de Harrison en 2001. McCartney y Ringo permanecen como los únicos beatles vivos. El baterista se ha mostrado especialmente inspirado en los últimos años, al haber publicado cinco trabajos desde 2005 cuando decidió relanzar su carrera.

El pasado marzo presentó el álbum Postcards from paradise, que incluye once temas originales y en el que aporta su voz a varias canciones, además de tocar la batería, el teclado y la guitarra.

El año 2005 también marcó el comienzo de un nuevo tipo de relación con los fanáticos. Desde entonces pide a sus seguidores que el día de su cumpleaños estos se unan a un llamamiento de “paz y amor”.

Organizando varias movidas dentro de las redes sociales quiere significar parte de un legado que más allá de la música, trasciende a una ideología que marcó una época y que, más allá de su vida, celebra la historia.

Fuente: Elobservador.com.uy

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario