Nadie vende más que Adele y Los Beatles.